Cómo decorar con amor

Existen dos disciplinas que han adquirido mucho auge en las dos últimas décadas, que tocan con aspectos decorativos y funcionales de todo tipo de estancias: la decoración de interiores y el interiorismo.

La primera, hace referencia (como su propio nombre lo indica) al aspecto estético-decorativo de los espacios. El interiorismo, a su vez, hace un mayor énfasis en el factor funcional, sin desentenderse de lo estético, (Esto es sólo el dato cultural).

 

 

 La orientación profesional es recomendable

Algunas se estarán preguntando, y con toda razón, ¿Qué tiene que ver lo que hemos descrito? Con el hecho de saber cómo decorar con amor. La razón es clara y sencilla, aunque no lo parezca a primera vista.

Es más que obvio, que lo que una madre hace directamente y sin la intermediación de ningún profesional, tendrá ese  “sello personal” que caracteriza a todo lo que hacemos con amor. Sin embargo, cuando se trata de mujeres demasiado ocupadas (que no es extraño en la actualidad) o que, simplemente, son conscientes de que no lo hacen bien decorando (hay que ser honestas en este punto), recurrir a un profesional será la mejor opción, lo que no significa  que falte el “toque de amor”.

 

 

De cualquier forma, si la decoración esta en manos de un profesional, será imprescindible que la madre esté al tanto para imprimir con su estilo esa "dosis de amor” que  nos distingue a las mujeres.

 “Amor” no significa, necesariamente, excesos, decoraciones recargadas, demasiada ternura o muchísimo color. En lo absoluto. Para  decorar con amor por sí misma, es conveniente echar mano de ciertos recursos.

¿Cómo decorar con amor? Hacerlo por sí mismas, pero con orientación

No estará de más adquirir algunas revistas (que bastantes y muy buenas las hay), explorar en internet y consultar con algunas amigas que nos puedan aconsejar adecuadamente.

Recibida la orientación necesaria, será el momento de “poner manos a la obra” y tener en cuenta, antes que cualquier consideración, que el presupuesto puede ser una limitante. Para decorar con amor  no se necesita de una inversión importante claro está.

 

Para tener una idea sobre cómo decorar con amor aquí algunas recomendaciones.

Empecemos por el tema de los colores,  siempre será mejor tener en cuenta que los colores pasteles y tierra, sean estos fríos o cálidos, serán más bienvenidos que los colores fuertes como el rojo o el anaranjado encendidos, mismos que nos pueden generar estrés.

El mejor “toquecito de amor” para un ambiente suave y sereno son los artículos decorativos como los cojines, por ejemplo,  forros de cojines con coloridas aves, con flores de variadas tonalidades y demás le darán un toque único y ese sello particular del que hablamos, mismo que se traduce en interés y cuidado por tu casa. Las lámparas, esculturas, portarretratos y tal vez unos cuadros un tantito llamativos o que te gusten a ti y a tu pareja e hijos (si es que los hay).

 Todo lo que sea  con estilo y si se quiere, algo tierno y “coqueto”, será el mejor regalo de amor para nuestras familias. Eso sí, debemos ser precavidas en no incurrir en exageraciones y/o extravagancias. Nunca perdamos el estilo, ese que es sólo nuestro. Aquí todo se vale.

Los baños siempre serán la mejor oportunidad para “mimar delicadamente a nuestras familias”. Decorar estos espacios, disponer de suaves y sobrecogedoras toallas y ubicar cortinas con motivos alegres (pero discretos), serán estupendas opciones.

 

 

 Si te ha gustado ayúdanos a compartirlo. 

Saludos y hasta la próxima.

 

Para decorar el espacio íntimo de tus hijos puedes mirar:

http://www.deletrea.mx/blogs/news/33007299-es-importante-el-color-en-la-habitacion-de-tus-hijos

 

 

 

 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados