Detrás de cada nombre existe una historia.

Y llega el momento de escoger el nombre de tu bebé. Para cualquier papá o mamá, este gesto constituye el primer detalle que se le da a una vida: es decir, la oportunidad de proporcionarle al bebé su propia identidad. Cuando escoges el nombre de tu hijo o hija, le estás ofreciendo una marca distintiva y única con la que se sentirá completo como persona.

 

nombre_historia_bebe

Algunos nombres inspiran ternura, otros en cambio develan el carácter mismo del bebé y lo que esperan los padres sobre ese regalo que les ha ofrecido la vida. El nombre será entonces, una palabra cuya acústica representa un valor para su mente, un conjunto de palabras que apreciará con amor porque gracias a éstas empezó a sentir el cariño de sus progenitores, mientras también va descubriendo su significado a medida que lo escribe.

Más allá de la identidad.

En la Declaración de los Derechos del Niño, cuya fecha de aniversario es el 20 de noviembre, queda claro que un nombre define toda la identidad del bebe y su desarrollo. Y es que detrás de cada nombre existe una historia, al igual que los mismos apellidos.

En los primeros siglos de la era cristiana, las personas solo obedecían a un único nombre. Para crear la diferencia se recurrió al apellido, el cual ayudaba a distinguirlo por el oficio que practicaba, el nombre de su padre o el lugar donde vivía. Así, el apellido Fernández, por ejemplo, viene a representar “hijo de Fernando”.

Por eso, en el momento que tú escoges un nombre para tu hijo creas una distinción totalmente única, que a la vez te servirá de nexo entre tu corazón y el de ella o él.

productos personalizados para niños y bebes

Un nombre que forja su destino.

En nuestras épocas recientes, gracias al uso de las tecnológicas ecográficas podemos conocer el sexo del bebe cuando se encuentra en los primeros meses de gestación. Por eso, ahora resulta común que los padres le ofrezcan su nombre cuando aún se encuentra en el útero.

Así empiezan a formar su personalidad y al mismo tiempo su destino, ya que del mismo modo como las palabras generan emociones o insinúan sensaciones, el susurro de un nombre define su rumbo, su comportamiento y su modo de entender la realidad.

No es lo mismo que un niño se llame Ángel, que evoca sentimientos espirituales, a que se llame Sansón cuya acústica nos transporta inmediatamente al hombre brusco y fuerte descrito en La Biblia: nombre que por lo demás, aunque evoque a un personaje de naturaleza piadosa, resultan en nuestros tiempos modernos bastante desafinado y agresivo.

PRODUCTOS PERSONALIZADOS PARA BEBÉS Y NIÑOS

La energía que tiene cada nombre

Cada nombre porta su propia frecuencia magnética. Y así como lo pensaba el escritor Jorge Luis Borges, todo nombre y palabra tiene tras de sí toda una historia, casi como si fuese un elemento dotado de su propia genética.

Esa es la razón por la cual, al buscar los orígenes de los nombres, se puede descubrir que Carlos es una palabra germánica que significa “Hombre libre y fuerte”, como también que Valeria representa a “Sana y Valerosa”.

El impacto psicológico del nombre en el bebé

Claramente todo esto es lo que debes tener en cuenta al escoger el nombre de tu hijo o hija. Los niños tienen el derecho de portar un nombre del todo distintivo y con el cual se sientan agradecidos, ya que lo portarán durante toda su vida.

Un buen nombre no solo alimentará su carácter, sino que también incidirá en su comportamiento frente a sus amigos y compañeros. En una época donde hay que tener mucho tacto con el bullying infantil, muchos padres piensan y repiensan el nombre de sus hijos para evitarles así que sean blancos de burlas.

El cariño o repulsión que inspire el nombre, también aportará al carisma que refleje ante los demás. Precisamente en una encuesta realizada en el año 2000, por el Journal of Social Psychology de los Estados Unidos, se descubrió que en la misma medida que un nombre refleja lo femenino o masculino que es una persona: existen mayores probabilidades de que ésta pueda adquirir un puesto de trabajo que se adapte a la identidad que refleja su nombre.

Por eso, el nombre de tu hijo o hija es un tema bastante serio que debes tener en cuenta, para así ir formando su corazón y su carácter.

cta deletrea


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados